sábado, 11 de abril de 2015

El diario de Shinju (2): Una mañana de las que a mí me gustan

Querido Diario:
Esta mañana me ha pasado de todo. Hacía un calor que parecía que era verano y en el cielo no se veía una nube. Pues bien, voy yo con mi poca motivación a la universidad y ahí está. Sora esperándome en la puerta (Por cierto, su nombre de verdad es español, pero prefiero ponerles apodos a mis amigos por si alguno intenta leer esto a traición).

A lo que iba; me sorprendí mucho de verla en mi facultad, ya que nunca coincidimos por los horarios. Ella estudia administración de empresas y como nuestras paradas son distintas, no solemos vernos mucho entre semana. Debió de hacerle gracia mi cara, porque se estuvo descojonando ella sola un buen rato. Después de mucho insistir, conseguí que me dijera qué hacía allí. Pues bien, resulta que hoy tenía un par de horas libres y se había pasado a saludarme.

Total, que no sé como hizo y acabó liándome para ir con ella a comprar unas cosas. Sé que es una mala influencia para mí, pero de vez en cuando me dejo convencer para este tipo de cosas. Siempre encuentra la manera de que haga cosas que realmente no me apetecen. En mi defensa diré que no suelo hacer pellas a menudo, pero hoy no lo pude evitar.

Después de pasarnos un buen rato echando un vistazo a todo lo que le llamaba la atención, le dije que se me estaba haciendo tarde y conseguí sacarla de allí -menos mal- . Nos sentamos un rato a hablar en el césped del campus (de todas formas, ya llegaba tarde) y nos recostamos contra un árbol. Si algo es bonito de esta universidad es que tiene zonas verdes bastante grandes, con alguna que otra fuente y escultura. Además, se estaba muy a gusto con el aire fresco y el buen tiempo que hacía.

Llevaba varias semanas yendo de casa a clase y de clase a casa, así que poder estar un rato a mi bola me sentó muy bien. Debería hacer cosas como esta más a menudo, pero ando bastante liado. Ser estudiante da asco...

Al final decidí faltar a última también y me quedé a picar algo en la cafetería con unos amigos. Por la tarde además me cuadraba entrenamiento y la cancha está a cinco minutos andando desde la cafetería de mi facultad, así que decidí ir directamente allí en cuanto pude. Estoy muy contento, porque el entrenador dice que si sigo mejorando podría salir de titular en algún partido. Sé que el baloncesto no es el deporte que mejor se me da, pero sí que es el que más me gusta practicar. Ya le pediré a Kevin que me eche una mano con los pases.

Bueno colega, se me va haciendo tarde. En una semana tengo una presentación muy importante y estoy de los nervios. Además, todavía me queda acabar los deberes de la puñetera Melisa -porque a Luisa no le gustará que diga su nombre real... ups-, que es más pesada que otra cosa. A veces creo que debería haber cogido alemán. En fin... ya nos veremos otro día.
Hasta pronto.

Shinju

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Por favor, no le pongas Sinju a Shinju, que suena muy barriobajero (?). A mí también me está gustando el desarrollo del personaje; podría decirse que se está gestando positivamente, jajaja.

      Eliminar

Con un comentario ayudas a que el blog crezca. No olvides ser siempre respetuos@ con los demás =))

Plantilla hecha por Neko-li