jueves, 24 de octubre de 2019

El ovillo de lana de Umiko: La peor entrevista de trabajo que he tenido en mi vida.

¡Hola!
Parece que últimamente solo vuelvo a mi blog para quejarme. Estos últimos meses he pasado por una de las peores etapas de mi vida con diferencia: ansiedad, depresión, putadas en el trabajo, problemas familiares, inestabilidad económica... creo que todos los palos me han ido cayendo tan seguidos que ya no sé ni de dónde han venido. 

El caso es que estoy buscando cambiar de trabajo; al menos uno de ellos y claro, el proceso de búsqueda te obliga a pasar por varias entrevistas. Esta semana, para más inri, estoy con un gripazo de la leche. Hacía años que no tenía fiebre y todavía no he conseguido que se baje del todo. De ser una persona normal, me habría quedado en cama guardando reposo unos días, pero no puedo; cuando trabajas por horas y tu sueldo depende de cuánto trabajes, el descanso no es una posibilidad. Y los pocos ratos que tengo libres, los uso para ir haciendo entrevistas. Aun con todo lo que tengo encima, esta mañana he hecho un esfuerzo por ir a la cita que tenía fijada para hoy... y vaya cita.

Presenté mi solicitud como profesora de español para una academia de idiomas de Shinjuku. La empresa parecía seria. Me pidieron que llevase mi CV, mi tarjeta de residente y una clase de muestra para principiantes de unos 15 minutos. Hasta ahí, todo correcto.

Ayer, pese a que había trabajado 7 horas y estaba que me quería morir, puse mis esfuerzos en redactar una lección con muchos ejemplos. Como tema elegí "las diferencias entre ser y estar en español"; un tema bastante básico, pero a la vez lo suficientemente complejo para que pudieran ver cómo explico. Lo dicho, preparé la ficha, puse ejemplos, añadí un ejercicio al final para ver si se había entendido el ejemplo y lo metí en mi ipad. Por supuesto, cada apartado estaba traduciendo al japonés, intentando que la clase fuera fácil de entender. No tenía ni idea de si en la escuela usaban algún tipo de pantalla, proyector o pizarra, así que pensé que, aunque fueran varios entrevistadores, podría ponerme cerca y enseñar el contenido de forma correcta.

martes, 23 de julio de 2019

Reseña manhwa: Bj Alex

¡Hola~!
Me está empezando a entrar la nostalgia de escribir reseñas y ya que mi pc no parece colaborar para hacerlas en vídeo, es bastante probable que vuelva por estos lares más a menudo. Lo cierto es que he estado bastante desconectada del mundo anime/manga desde que he llegado a Japón, pero hace unos días he sentido la llamada del yaoi y he acabado volviendo a picar *risas del público imaginario*.

La cosa es que ayer me propuse ponerme al día con este manhwa que había dejado pausado hace meses y, adivinad qué: ¡está terminado! Mi cara fue un poema cuando vi que me había finalizado la serie; y realmente me ha gustado, pero fue más bien un "¿eh? ¿ya?" - Y todos sabemos que ese tipo de comentarios no son buenos-.


Don Gyun es un chavalín de universidad que es muy fan de Bj Alex, un streamer que se dedica a hacer directos masturbándose o hablando de su vida sexual. Todo parece ir con normalidad en su vida, sin muchos altercados, hasta que cierto día descubre que Alex es uno de sus compañeros de instituto. En seguida se empieza a establecer entre ellos una relación física, ya que Jiwon (Alex) está teniendo problemas para excitarse en sus directos y Don Gyun resulta ser la "inspiración" perfecta.

miércoles, 1 de mayo de 2019

¡Saludos desde Nippon! (Diario de una española en Japón!

¡Hola!

Hace un siglo y medio que no aparezco por estos lares, pero creo que ya va siendo hora de darle un poco de vidilla a este blog; y es que hablando de vida, he de comentaros que la mía ha pegado un giro radical en los últimos meses. Os cuento: desde que acabé el máster hace unos meses, he estado buscando insistentemente trabajo en España, sin resultados, por lo que se me planteaban dos opciones: 1. Seguir buscando, con las mismas esperanzas. 2. Buscarme la vida en otro lado. Y, finalmente, me he decantado por la segunda opción y... tachán. Heme aquí, en Tokio.

Estoy realizando lo que se llama unas "Working Holidays", es decir, unas vacaciones en las que se me permite trabajar, hasta cierto punto, para poder mantenerme económicamente. La verdad, me extendería un poco más sobre este tema, pero hay mil blogs hablando de experiencias y trámites que aconsejan a la gente lo que tiene que hacer en caso de que quieran hacerlas, así que, vais a disculpar que sea algo perezosa y omita esa parte. (Si queréis preguntar algo en concreto, dejádmelo en los comentarios).

Total, que tras varios meses de preparaciones y muchos dolores de cabeza, al fin me hallo en el país del Sol naciente. No os voy a engañar: mis primeras 24 horas en este país han sido un INFIERNO con todas las letras. Después de un vuelo eterno, asándome de calor, la llegada al país fue brusca; como os decía llegué ayer, por la mañana, y hasta las 5 de la tarde no pude pisar mi casa, para que os hagáis una idea de cuánto tiempo me ha llevado.

domingo, 7 de octubre de 2018

Critiqueo anime: Otoño 2018

¡Hola~!
Nueva estación del año, nueva tanda de estrenos anime. Hoy os voy a hablar, más de forma anecdótica que otra cosa, de los dos animes de temporada a los que les he dado una oportunidad y que, la verdad, me han dejado con más cara de WTF que otra cosa.

El primero del que os voy a hablar hoy se trata de Kaze ga tsuyoku fuiteiru, también conocido como Run with the wind u "Hostias, la que me ha liado este tío". Este anime viene de la mano del estudio que hizo Haikyuu!, por lo que mis expectativas eran bastante altas. De hecho, si os fijáis en el estilo de dibujo sí que se puede entrever un poco una continuidad en la animación. Ahora bien, estos dos animes no tienen nada más en común.


El resumen de esta historia es que un chavalín, llamado Haiji Kiyose, ha encontrado a diez pringados que no tienen donde caerse muertos y les ha convencido para vivir en una especie de residencia super barata. ¿Y dónde está el truco? Pues buen, resulta que cuando consigue encontrar a la persona que ocupe la décima habitación, anuncia oficialmente que todos los que están en la casa están obligados a formar parte de su club de atletismo. La gente se queda flipando unos minutos, hablan de que aspiran ir a una maratón de Hakone bla bla, bla bla. Os podéis hacer una idea del resto.

miércoles, 26 de septiembre de 2018

El especial de San Valentín de Mystic Messenger que casi me peta el kokoro

Esta entrada contiene SPOILERS del DLC de San Valentín de Mystic Messenger, ruta Zen.

¡Hola~!
Siento la necesidad imperiosa de hacer esta entrada, a pesar de que acabo de compartirlo por twitter. Hace un rato me he descargado el especial de San Valentín de Mystic Messenger porque acaban de regalar relojitos por el acción de gracias coreano y madre mía... tenía que haberlo descargado antes.

Nada más entrar en el modo, aparece Zen, DESNUDO, haciendo un anuncio de bombones. Arceus mío de mi kokoro, llévame ya. Los de Cheritz querían que me diera un infarto nada más empezar el especial. Y claro, abre la boca y la lía más todavía. Reconozco que el eslogan del anuncio es muy... efectivo. Porque vamos, me pones a ese tiarrón hablándome de sabores adultos y se me va la cabeza.



Pasa el momento anuncio y cambiamos de cadena. Están hablando de Zen y de su supuesta relación con otra de las actrices del rodaje en el que está. En este punto decidí ir por el camino seguro y confiar en él, no mostrarme celosa y todo eso, pero es que a mitad de la conversación hubo una opción tan tan tan tentadora que no pude decir que no: romper la televisión.

viernes, 21 de septiembre de 2018

Critiqueo anime: Welcome to the ballroom y el desastre de la animación

¡Hola~!
Hacía mucho tiempo que no me animaba a hacer una entrada de critiqueo, pero es que sencillamente no siento que pueda hacer una reseña objetiva de este anime después de haber visto los últimos episodios. Hay varios motivos por los que creo que esta serie se ha ido hundiendo paulatinamente como el titanic, pero para ser justos, empecemos por el principio.


La primera vez que oí hablar de Ballroom e youkoso (o Welcome to the ballroom, como prefiráis llamarlo) fue poco después de que hubiese terminado Yuri!! on Ice y la emoción por empezar un nuevo spokon se hizo palpable. El trailer sin duda me dejó con ganas de más y no era para menos: personajes pintorescos, con mucho interés, un dibujo bonito y una historia la mar de completa. Me enganchó desde un principio la naturalidad con la que los personajes interactuaban entre ellos y me enterneció la historia de Tatara, un chavalín perdido en la vida que finalmente había encontrado algo que despertaba su curiosidad. Sin embargo, mi amor por esta serie fue decayendo progresivamente, a medida que la animación iba volviéndose cada vez más pobre.

domingo, 16 de septiembre de 2018

Curso de ilustración (Semana 2)

¡Hola~!
Empiezan a consolidarse un poco más las clases del curso. Por lo que he visto, casi todos los alumnos van un día a la semana, por lo que el profesor me tiene un poco “a dos cosas a la vez”, ya que yo voy dos. 
El miércoles me ha puesto a hacer ejercicios de perspectiva con otro chico. “Perspectiva simple”, me recalcó mientras me daba la primera fotocopia. En parte agradezco que empecemos por cosas que sé hacer, porque me sueltas con algo que requiera técnica y ahora mismo me pego un tiro. La primera fotocopia (que, por cierto, se quedó el otro chico) era el dibujo de una chica con la cara en perspectiva y un edificio de fondo. Yo no llevaba reglas ni nada, así que el profe me tuvo que prestar algunas de la academia. Me extrañó que no tuvieran escuadras y cartabones, porque para perspectiva es más que básico, pero tuve que apañarme con lo que había. La próxima semana ya llevaré yo mis materiales de casa, aunque las tengo ya hechas polvo.

 He de decir que nunca pensé tener un estilo muy personal, ya que siempre dibujaba manga de forma genérica. O al menos eso creía, hasta que vi el estilo ochentero de la ficha y me empezó a dar mucho “cringe”. El profesor me miró medio riéndose y me dijo “dale tu rollo”. Y nada, resulta que sí que tengo estilo. Qué cosas.
Plantilla hecha por Neko-li