jueves, 30 de abril de 2015

El diario de Shinju (3): De exposiciones va la cosa...

Querido diario:
Estoy bastante jodido. Llevo una semana de locos, de arriba para abajo y muerto de sueño. La cosa empezó el lunes, que tenía que exponer un trabajo con mi compañero de clase. Odio tener que exponer en Inglés, pero supongo que es lo normal estudiando idiomas *suspiro*.

El caso es que quedamos para preparar los detalles y salí más que cabreado. Era como si me estuviese dando órdenes; encima es de los que hablan mucho y no tienen ni idea; como siga así, le va a ir como el culo. Sí, me mosquea mucho. Odio cuando la gente me mira con superioridad por lo que dicen sus notas, en lugar de demostrar lo buenos que son. しょうがねーなぁ... Al final la cosa no fue tan mal. Yo estaba muy nervioso y tuve que comprobar mi guión una y mil veces, pero viendo que el grupo siguiente leyó absolutamente TODO de la presentación, creo que no lo hemos hecho tan mal. Para un 6 o un 7 nos dará.

Pero eso no era todo, no no. Para colmo, a las 18:00 había quedado con Sora para ir a dar un paseo y adivina qué: mi madre me llama para que la lleve a urgencias. Lo curioso es que dice que la "lleve", pero realmente lo que quiere es que la acompañe, ya que no tengo coche y tampoco es que pueda cargar con ella. No fue para tanto, la verdad; sólo se había torcido el tobillo, pero es de esas personas que lo exageran todo.

Ya cuando pensaba que me iba a librar de una charla familiar, resulta que vuelve a la carga: quiere que vaya a comer con la familia. No le veo ningún sentido; ella misma sabe que no se puede llamar así a la relación que tenemos. Además, sé que van a venir unos primos lejanos de japón a visitar España y la verdad es que no me hace mucha ilusión tener que conocerlos.

No es que los odie, ni nada por el estilo. El problema es que ellos ni hablan español ni inglés (no de manera inteligible) y mi madre pretende que les hable en japonés. El motivo por el que me niego es porque no me gusta que se rían de mi acento; no llegué a coger tanta soltura como querría en el idioma y suelo sonar bastante extraño. Es más, me suelen decir que hablo muy afeminado (en japonés las diferencias entre la forma de hablar de un hombre y una mujer son muy grandes) y el único referente "vivo" que me queda es mi madre.

Mi madre lo que intenta es que mantenga mis raíces, practique el idioma y me ponga a estudiar los malditos Kanji. Pero no tengo ni tiempo ni ganas y sólo espero poder librarme de alguna manera poco incriminatoria.

Pero no, todo me pasa a mí. Tenía que aparecer Sora y decir que le haría mucha ilusión conocer a mi familia. Este domingo va a ser genial, os lo digo yo. Me veo a mí con cara de pringado, mi novia hablando con media ciudad y mi madre tratando de que me pegue a los que no hablan ni jota de español.
Ya te iré contando... si sobrevivo.
Hasta pronto.

Shinju

miércoles, 29 de abril de 2015

Citas Manga/Anime: Para eso están los hermanos mayores

¡Hola~!
Desde el reto en el que teníamos que decir nuestra escena favorita de un manga, tenía muchas ganas de comenzar esta sección. Últimamente veo que se ha puesto muy de moda eso de citar libros, (sobre todo por parte de los booktoobers) así que pensé que sería una buena idea hacer lo mismo en nuestro universo otaku. Hay muchísimas frases en el mundillo del manga/anime que me han parecido memorables y me encantaría compartirlas con vosotros. Algunas de ellas son muy sencillas, pero están cargadas de emociones y otras son muy profundas, dignas de cualquier otro escritor.

Si puedo, intentaré dejaros el capítulo o bien del manga o bien del anime, para que os hagáis una idea de en qué momento de la historia nos encontramos. También procuraré coger frases sueltas para no hacer ningún spoiler, aunque no prometo nada -omitiré momentos clave, por supuesto- . Espero que os guste.

"Siempre estaré ahí para ti, aunque sólo sea como un obstáculo al que superar, aunque acabes odiándome. Para eso están los hermanos mayores." - Naruto; Manga 221; Anime 129


(La traducción la he vuelto a hacer yo, espero que la veáis decente)

He decidido empezar con un plato fuerte y qué mejor que mi querido Naruto. Esta serie fue el inicio tanto de mi vida como otaku como de este blog, así que creo que no hay mejor forma de ilustrar este momento. Sé que hay frases mucho más conocidas, pero precisamente por eso decidí escoger esta.

Me parece un momento muy tierno entre hermanos, teniendo en cuenta la situación por la que pasaban los Uchiha en aquel entonces. Si os fijáis bien, os daréis cuenta de la relevancia que tiene en la historia principal, ya que anticipa muchos acontecimientos que se desarrollarán posteriormente. Itachi fue de esos personajes que siempre eran malvados en mi cabeza, hasta que te cuentan los motivos por lo que hizo lo que hizo y acabas sintiendo pena por él. Para mí, pasó de ser un ser horrible a ser una persona que tuvo muy mala suerte en la vida.

Si os digo la verdad, la trama de los Uchihas fue la más interesante de toda la obra para mí (aunque supongo que muchos la habrán dejado antes de terminarla). Creo que es la más apasionante y me sorprendió muchísimo. Si le tengo que poner una pega, diría que el problema es que hay muchos cambios de perspectiva y a veces cuesta enterarse de lo que pasó de verdad. Aun así, os lo recomiendo mucho.

¿A vosotros qué os parece? ¿Habéis leído la serie? ¿Conocíais la escena? ¿Os parece tan tierna como a mí? Espero vuestros comentarios.
Nos vemos. 
Matta ne n.n

martes, 28 de abril de 2015

¡Al cuerno los buenos lectores!

Hace varios días que esta idea me lleva rondando la cabeza y no conseguía darle forma. había pensado en dejarlo pasar, pero no puedo; es superior a mis fuerzas. Antes de ir al tema que nos ocupa, me gustaría poneros un poco en situación.

¿A quién no le gusta sentirse superior? Más de uno habrá dicho que a él esas cosas le dan igual, pero es que es algo que va unido a nuestra naturaleza humana. Siempre tenemos ego, lo que nos impulsa a buscar los valores de uno mismo y anteponerlos a los demás. Incluso la gente que se considera bondadosa y buena prefiere verse integrada en un grupo social, formando una barrera no verbal que la limita del exterior.

Para mí, eso es un buen lector: una convención social, algo que se han inventado por ahí para diferenciarse del resto.  Sin embargo, no puedo evitar reírme cada vez que escucho a alguien llenándose la boca con esas dos palabras. Buen lector. Como si significaran algo. ¿Qué te hace mejor que otros lectores? ¿La calidad? ¿La cantidad? ¿El género?

Para empezar, la calidad de una obra literaria es totalmente arbitraria y temporal; dependiendo de la época y cultura en la que nos encontremos, se valorarán más unos rasgos que otros y eso condiciona nuestra sentencia con respecto a un libro. La mayoría de los filósofos que conocemos tenían una concepción distinta de lo que era literatura y cómo valorarla: Platón creía que el ser humano no era digno de la poesía; Aristóteles afirmaba que somos mímesis -imitación- y Kant decía que todo se basaba en la belleza, en lo que le produce placer a uno mismo. Decir que algo es bueno puede cambiar de la noche a la mañana. 

Sobre todo me llama la atención la gente que lee clásicos. Hay personas que realmente los disfrutan y los aprecian, pero, en general, el lector medio pasa los ojos por las páginas como quien mira llover. Los clásicos se escribieron para leerse en sus respectivas épocas y por eso entender la obra requiere un mayor esfuerzo. Lo más probable es que cuando uno acabe de leer el libro se haya quedado con cuatro cosas de la trama y listo. Sin embargo, para enriquecerse de la lectura hay que ir más allá. Uno no puede quedarse mirando un cuadro mientras se seca la pintura.

Volviendo a la cuestión de la cantidad... ¿en serio? ¿Alguien me puede decir de verdad que leer mucho te hace mejor? Con esto no quiero menospreciar la literatura, pero es cierto que hay muchas más formas de enriquecerse. Lo más curioso es que las cosas que recordamos con mayor nitidez son aquellas que realizamos nosotros. ¿Por qué se menosprecia tanto a los videojuegos? ¿Y el cine? ¿No cuentan también una historia? Puede que no aporten nada en cuanto a funcionamiento cerebral, pero desde luego, son una buena manera de cambiar el enfoque y probar distintas perspectivas.

En mayor o menor medida, todo el mundo disfruta unas historias u otras y por ello nos sentimos gratificados cuando podemos compartir nuestros gustos con los demás.   Aun yendo de letrado por la vida, todos tenemos un guilty pleasure y negarlo es absurdo. No creo que uno deba avergonzarse de que le guste algo (ya tiene que ser condenadamente malo para que eso pase). En vez de renegar de lo que somos, deberíamos preocuparnos por disfrutar de nuestro tiempo libre.

Mi conclusión es la siguiente: haz lo que quieras. Siempre habrá el que te juzgue y piense que tiene razón. Así somos los humanos. Pero no caigas en la absurda tentación de ponerle etiqueta a algo que no la tiene. Si alguien te dice que tus gustos son una mierda, sonríele y dile: "¡Al cuerno los buenos lectores!".

lunes, 27 de abril de 2015

Reseña Literaria: Un grito de amor desde el centro del mundo

Os dije que no iba a hacer reseñas literarias a menos que fuesen de temática japonesa. Pues bien, hoy vamos a hablar de Un grito de amor desde el centro del mundo, escrito por Kyoichi Katayama. En España la edición viene de la mano de Alfaguara, pero yo he decido leerla en su versión digital.

Sakutaru y Aki se conocen en la escuela, de una ciudad de cualquiera de Japón y pronto comienzan a tener una relación que evolucionará hacia un amor cómplice. Sin embargo, no todo puede ser perfecto y un hecho tráfico pondrá a prueba este amor sin límites.

Lo primero que llama la atención de esta novela es que está muy bien narrado. La forma de contar los acontecimientos es precisa, pero añade los detalles justos para completar la escena. También se nota un gran esfuerzo en la traducción, en especial sobre la terminología referente a la cultura japonesa; hay muchas alusiones a escritores y obras de la literatura clásica nipona y las aclaraciones me han parecido muy acertadas.

Sin embargo, esto es lo único positivo que puedo decir que me gusta de la obra, la forma de narrar. El libro comienza in media res, lo que quiere decir que, desde el principio, ya sabemos cómo va a terminar la historia aunque nos falten algunos detalles. Para mí eso le ha quitado mucho encanto a la trama en sí, ya que, aunque se alternen flashbacks con el momento presente, es muy fácil perder el interés.

Cada capítulo está dividido en fragmentos, por lo que es cómodo a la hora de hacer una lectura ligera. Aún así, ha habido pasajes que me han parecido aburridos y no he conseguido empatizar con los personajes. Además, la historia está narrada en primera persona, por lo que, si no te gusta el protagonista, lo tienes que aguantar durante todo lo que queda de obra. Algo que me molesta especialmente es que, pese a ser primera persona, el narrador apenas nos habla de sus emociones, lo cual hace que sea todo más frío.

Aki tampoco me ha llamado la atención como personaje; tenía detalles muy extraños que no lograba entender y su actitud dejaba mucho que desear. Es cierto que la relación entre los dos era bastante realista, pero le faltaba una chispa de juventud, de picardía. Hay un momento en el que los dos cuentan alguna que otra excursión o viaje que hacen. Me esperaba mucho más de estos momentos, ya que el autor intentaba darle un toque aventurero que nunca llegó a reflejarse. Decepcionante cuanto menos.

Me consta que las ventas de este libro han sido muy buenas y que por ello han llegado a hacer una adaptación cinematográfica. Sinceramente, no entiendo el porqué de tanta admiración. Me he pasado el libro esperando a que pasase algo interesante que nunca llegó. De hecho, cuando parecía que iba a haber emoción, la historia se desploma y se apresura el final.

No lo recomiendo, ni si quiera como libro para pasar el rato. Considero que hay lecturas mucho mejores dentro del género romántico y dudo que vuelva a releerlo.

Calificaciones:
 
Historia: 2/5
Narración y/o traducción: 4/5
Personajes: 2/5

General: 2/5

domingo, 26 de abril de 2015

Originales Umiko: Cosas de niños


Se llevó la mano a la boca
y la piel se enamoró de la carne
y la luna cayó sobre ellos.
No vio venir
tres delgadas paredes
que le separarían de su amor:
Distancia, madurez y educación.

-xXx-

Notas de Umiko: Cuando empecé a escribir este poema, pensaba hacer algo serio y poético, pero de alguna forma no llegaba a encontrarle un sentido. Dándole vueltas a un par de versos, se me ocurrió hacer algo totalmente distinto. ¿Por qué no hablar de un bebé que que se chupa un dedo? Y de ahí salió lo que tenéis delante. Sé que es muy corto y sencillo, pero espero que os haya gustado.

Nos vemos n.n

viernes, 24 de abril de 2015

Reto: 52 ideas para ser un poco más feliz (Semana 16)

¡Hola~!
Como ya os dije hace unos días, comienza la temporada de exámenes y mis muñecas ya están pidiendo tregua (sobre todo la izquierda, cosa que no entiendo porque es la que menos uso). En esta ocasión os vengo a traer el reto de esta semana que consiste en hacerse un selfie en nuestro lugar favorito.

Realmente me he pasado toda la semana de casa a clase y de clase a casa, así que no he podido ir a un parque o a algún otro lugar que me hiciese sentir a gusto. Visto el dilema, decidí sacarme un selfie en uno de mis sitios favoritos de la universidad: la sala de estudios.


Sé que no es el sitio más bonito del mundo, ni mucho menos. Cerca de la universidad hay una fuente preciosa y me gusta ir ahí con mis amigos, la famiri, después de comer, los días que tenemos clase por la tarde. Lo malo es que con el buen tiempo se llena de gente y deja de ser tan agradable. Por contra, el aula de estudio me parece genial: tiene grandes ventanales, por lo que tiene mucha luz y hay una curiosa perspectiva de la biblioteca. Es cierto que no está en completo silencio, pero sigue siendo un sitio muy bueno para leer o para aprovechar horas libres y estudiar un poquito.

Por cierto, seguramente dentro de poco iré ala peluquería a cambiarme el color de pelo. No me acaba de convencer cómo me queda y además, el otro día fui a una tienda para coger el tinte (y teñirme en casa) y no daba encontrado mi tono; la chica me enseñó la carta de rubios y yo los veía todos grises. Además, me apetece un cambio radical; si puedo, me pondré un color chillón, de esos que tanto me pegan, jaja.

Y bueno, siento que la entrada sea más corta de lo habitual, pero ya os he dicho que estoy hasta arriba de tareas. Por cierto, estoy preparando una cosita para el blog que os va a encantar. Por el momento no digo nada, pero ya veréis, ya...

Y nada más por hoy. Espero que os haya gustado la foto. Nos vemos muy pronto.
Matta ne n.n

miércoles, 22 de abril de 2015

Tag: Hábitos Literarios / Manga

¡Hola~!
Hoy me ha costado muchísimo poder encontrar el momento de sentarme a escribir con calma, ya que ha venido mi familia y buff... ya sabéis cómo se lía la cosa. El caso es que en esta ocasión os traigo el tag de los hábitos literarios. Le vi esta mañana el tag a Binilla por youtube y me pareció muy entretenido. Las preguntas están orientadas a la literatura, pero para mí es exactamente lo mismo que cuando leo mangas. Aclarado esto, ¡vamos a empezar!


1. ¿Tienes un sitio concreto para leer?

Generalmente leo antes de dormir, así que podríamos decir que la cama (?). Por otra parte, si tengo que hacer algún trabajo o estoy muy enganchada a alguna obra, también suelo frecuentar la sala de estudio de mi facultad, porque tiene muy buena luz.

2. ¿Utilizas un separador de páginas o un trozo de papel?

Generalmente, ni uno ni otro xD. Tengo separadores y los uso de vez en cuando, pero los que más utilizo son las postales de Norma Editorial que me dan de regalo cuando hago una compra.

3. ¿Puedes dejar de leer en una página aleatoria o siempre acabas los capítulos?

Intento acabar los capítulos, sobre todo en los mangas. Si en las novelas veo que es demasiado largo, por lo menos procuro terminar la página en la que estoy.

4. ¿Bebes o comes mientras lees?

No suelo -porque, como ya he dicho, leo en la cama- pero si tomo algo será un té calentito. 

5. Multitarea: ¿música y televisión mientras lees?

No, nunca. La música de fondo instrumental la probé un tiempo, pero no me relaja. A veces pongo series de fondo en japonés mientras hago deberes o mientras subrayo un texto, pero nunca cuando estoy sumergida en una lectura, porque no me concentro.

6. ¿Un libro o varios al mismo tiempo?

Por gusto leo sólo uno de cada vez, pero obviamente, si tengo trabajos de la universidad, no me queda otra que compaginar unos y otros.

7. ¿Lees en casa o en cualquier lugar?

Leo en casa, pero uno de mis sitios favoritos son los parques en los que no hay mucha gente. Lo disfruto especialmente cuando hace sol pero todavía no se achicharra uno, ya que se está muy a gusto a la sombra.

8. ¿Lees en voz alta o para ti (en tu cabeza)?

Siempre para mí. Me han enseñado a declamar la poesía y demás -sin entrar en muchos detalles- pero prefiero la lectura profunda.

9. ¿Lees todo seguido o a veces te saltas páginas?

Leo todo seguido siempre.

10.  ¿Sueles romper el lomo cuando abres un libro o intentas mantenerlo como nuevo?

Intento mantenerlos como nuevos. Me gusta cuidar los libros, aunque a veces con el uso acaban sobándose un poco. Es una lástima.

11. ¿Escribes en tus libros?

No me gusta hacerlo, pero cuando me piden que analice una obra, no me queda más remedio. También es verdad que últimamente estoy contemplando la posibilidad de poner post-its y cosas así, pero no creo que sea capaz de hacerlo a corto plazo.

12. ¿Te mareas leyendo en el coche?

Pues lo curioso es que me mareo leyendo, pero no jugando a videojuegos. Los veranos solía ir de visita al sur, a ver a mi familia y me pasaba todo el viaje leyendo y jugando a mi antigua DS. Cada vez que cogía un libro me mareaba, así que tenía que echarme una cabezadita. Ironías de la vida.

Y eso es todo por hoy. Espero que os haya gustado el tag. ¿Cuáles son vuestras costumbres? ¿Hacéis algo concreto cuando leéis? Espero vuestros comentarios.

Nos vemos n.n

martes, 21 de abril de 2015

El niño del cementerio


Mi madre me habló de un parque en frente de un cementerio. Yo iba a jugar allí cuando era niño, porque ni mi padre ni mi abuela me daban libertad para hacer otra cosa. Mi madre se pasaba el día en la cama y el único que me hacía caso era mi hermano. Él sabía que no debía sacarme de casa. De hecho, pocas veces lo hizo, pero eso nunca le detuvo; nos íbamos con nuestra pelota escondida debajo del brazo y los zapatos en la otra.

La primera vez que llegué a ese parque me sorprendió ver tantos niños. Corrían por todas partes como si fuesen monos salvajes y sus padres charlaban en una esquina. Nunca llegué entenderlo. En mi casa, mis padres ocupaban la mesa del salón y nosotros jugábamos en nuestro cuarto. Así debía ser. Aquí parecía haberse roto esa ley legítima que les daba el poder.

Nos embriagamos con la esencia del lugar; comenzamos al chutar el balón con la emoción de un juguete nuevo. Era algo diferente para mí, ya que apenas hacía ejercicio. Otro niño se nos acercó y empezamos a jugar con su pelota y yo me pregunté si realmente podía haber algo mejor que aquello.

Al fondo, comenzaron a sonar unas campanadas. De pronto, todo el mundo se quedó en silencio. Los adultos se levantaron y los niños dejaron de jugar. Cuando me quise dar cuenta, un montón de personas surgieron de la nada, vestidos de colores oscuros. Llevaban una caja de madera enorme y caminaban lentamente, al ritmo de una especie de oración que cantaba el cura.

-¿Qué pasa? -le pregunté a mi hermano.

-Es un entierro. Shh -susurró haciendo un gesto con el dedo para que me quedase callado.

Me quedé embelesado al ver las flores, la procesión de gente y la solemnidad del momento. El mundo parecía detenerse durante unos segundos cada vez que veía encenderse una vela. Algunas señoras mayores se echaron a llorar. Yo también quería llorar de la emoción. 

lunes, 20 de abril de 2015

IMM (3): Compras Manga (y literarias) Marzo-Abril 2015

¡Hola~!
La verdad es que estaba esperando a que Ivrea publicase el siguiente tomo de Junjou Romantica para hacer esta entrada, pero visto que han decidido retrasarlo todo todavía más, he decidido redactarla hoy mismo.


En esta ocasión voy a hablaros de las compras que he hecho en tienda estos últimos dos meses. Como algunos ya sabréis, hace una semana me han traído unas cositas de Japón. Si me pusiera a hablar de ellas no pararía, así que para no extenderme demasiado, voy a dejaros aquí la entrada específica en la que os lo enseño todo. Y sin más dilación... ¡empezamos!

(¿No os parecen monísimas las ilustraciones de la contraportada? A mí me encantan)

Lo primero que me compré el mes pasado fue el tomo XVII de Kuroshitsuji (o Black Butler, como lo ha traducido Norma Editorial). Es una lectura que no llevo al día, pero los personajes de esta obra son tan carismáticos y su versión anime me gustó tanto, que prefiero esperar a que se acabe y releérmela del tirón. El dibujo es maravilloso y la trama mejora a medida que avanzan los episodios. Recomendadísima.


Siguiendo con Norma Editorial, continúo con los tomos 14 y 15 de Fullmetal Alchemist. Ya está todo dicho de esta obra: la historia es fantástica, los personajes son carismáticos y la edición es de lujo. En serio, tanto la calidad de los materiales como el cuidado que le han puesto al editar el contenido es asombroso. También estoy deseando a tenerla completa para poder leérmela del tirón.


También de Norma Editorial (no, no me pagan por hacerles publicidad) he adquirido los dos tomos de All You Need Is Kill. Es de las pocas obras que se han llevado un 5/5 hasta el momento, así que podréis comprobar que deja el listón muy alto para las demás. Sólo puedo decir que adoro a Takeshi Obata y me parece increíble que su dibujo siga mejorando con cada una de sus obras. Si queréis ver la reseña completa, tenéis el enlace aquí.

Ahora vamos a pasar a los libros; tengo que deciros que no me gusta mostrar los libros que compro. No por nada en particular, sino porque se alejan ligeramente de la temática del blog. Lo que he decidido es añadir, a modo de apéndice, aquellas obras que estén relacionadas con la cultura asiática, sea cual sea su formato.

El primero que os enseño es esta ganga que me encontré en Casa del Libro. Valía tan solo 10 euros y no me pude resistir. La edición es muy bonita,  de tapa dura, con los bordes envejecidos. Sí que es cierto que la información no profundiza demasiado en el tema, pero para leer un rato y entretenerse está genial. Si le tengo que poner una pega es que el texto no está justificado por los dos lados y me da la sensación de falta de profesionalidad (manías de filóloga, qué queréis).


Y ya para finalizar con los libros, este es uno muy especial. Se trata de una obra que ha escrito una de mis profesoras de japonés. Ya haré una reseña en profundidad más adelante. Por ahora sólo he ojeado los primeros capítulos y me estaba gustando mucho. Lo curioso de este libro es que cuenta las experiencias de Mari cuando llegó a mi ciudad y va combinándolo con leyendas de Japón y recetas de cocina. Además, me lo dedicó y todo, con lo cual siempre va a ser especial para mí. 


Antes de despedirme, tenía que compartir esto con vosotros: es un adorno para el móvil que me compré el otro día y me parece tan adorable que era una pena no mencionarlo. Me lo compré en Claire's y costaba sobre 4€, por si a alguien le interesa :3

Ahora sí que sí, terminamos ya la entrada. Espero que os hayan gustado mis compras. ¿Qué os parecen? ¿Las tenéis? ¿Las queréis? Espero vuestros comentarios.
Matta ne n.n

domingo, 19 de abril de 2015

Haul Papelería (2)

¡Hola~!
Tenéis motivos de sobra para para morderme por hacer otro Haul tan pronto. En mi defensa diré que ya había avisado de mi adicción a la papelería y creo que en esta ocasión me he portado bastante bien. La mayoría de las cosas las compré para seguir decorando Destroza este diario -os dejo el enlace aquí por si queréis ver la entrada que hice sobre él-.

Lo primero es lo único que no tiene que ver con este libro y es este bolígrafo naranja de PILOT (Gama PILOT SUPER GRIP). Me lo compré porque el que os había enseñado la otra vez se estropeó. No pintaba demasiado bien y encima va y se estropea el muelle. En fin...


Este es menos neón que el otro -lo cual me decepcionó bastante- pero es muy cómodo para escribir y no falla. Los bolígrafos de esta marca valen alrededor de un euro. Me pensaré comprarme alguno más de este estilo para el año que viene -procuraré no comprar más bolis en lo que queda de curso-, aunque mis favoritos siguen siendo los de Bic por su relación calidad-precio.


Por otra parte me compré un pegamento transparente para añadir los diseños. Este es de Grappa y, aunque todavía no lo he probado, tiene muy buena pinta. Además, el aplicador que tiene me parece de lo más práctico para llegar a los rincones pequeños.


Luego también están estas notas adhesivas, que además vienen con regla y son para enganchar en el archivador. Me pareció muy práctico, porque yo soy de las que siempre anda perdiendo estos papelitos y así lo tendré todo mucho más organizado. Además, ahora estoy empezando con los exámenes y hacen muuuucha falta.


Había una página del diario que decía "dibuja con pegamento". Me pareció muy divertido y pensé que sería interesante hacer un dibujo con purpurina (me estaba quedando muy chulo, en relieve, hasta que tuve que cerrar el diario y se chafó todo TToTT). El caso es que para ello compré estos... ¿pegamentos? de purpurina. Son muy muy extraños; tienen textura gel, con lo que no son pintura, pero no se adhieren a la página completamente, así que tampoco son de pegamento. El caso es que para lo que los quería, me sirvieron xD.


Justo cuando estaba a punto de ir a pagar, vi estas cintas adhesivas con diseños. Era justo lo que estaba buscando: fáciles de utilizar y muy útiles para decorar. He oído hablar de ellas por internet como deco tapes, pero las prefiero en este formato. Ya he usado un par de ellas y el acabado es plástico, con lo que es muy difícil despegarlas. Las dejo muy recomendadas si os las encontráis por ahí.

Y nada más por hoy. ¿Qué os ha parecido? ¿Os gustan las cosas de papelería? A mí no, es obvio xD
Nos vemos pronto.
Matta ne n.n

viernes, 17 de abril de 2015

Reto: 52 ideas para ser un poco más feliz (Semana 15)

¡Hola~!
Lo primero que os quiero decir es que estoy muy muy contenta porque esta es mi entrada número 100 (Bieeen - el público imaginario aplaude-). Algunas de las que tengo escritas no están publicadas, pero pronto podréis verlas y ya será del todo oficial.

Pues bien, el reto de esta semana va a servir como "entrada piloto" para la nueva sección que os comentaba ayer, y es que se trata de recomendar un juego chorras de móvil al que estés enganchad@. Yo suelo viciarme a casi cualquier cosa, pero este en concreto se lleva la palma:

  
Se llama 黒子のタッシュ - Kuroko no Tasshu- (Si ponéis "Kuroko" a secas en google play es el primero que sale; sé que está disponible para android, pero no sé si también lo hay para otros dispositivos; si alguien lo tiene, que me lo diga en los comentaros).


La mecánica del juego es muy muy simple: dando un toque a la pantalla das un salto y si das dos, el salto es doble -viva la originalidad-. Tienes que ir por un camino esquivando figuritas, a número 2 (el perro) y unas tijeras extrañas que caen del cielo mientras recoges balones de baloncesto.


Es muy simple, pero a su vez muy adictivo. A medida que vas recorriendo camino, aparecen compañeros de la generación de los milagros, que son como "vidas" adicionales que se llevan el golpe cuando tropiezas. Esto es muy útil, ya que cada vez los obstáculos aparecen con mayor frecuencia y cuesta esquivarlos.


Al recoger tres tickets de color azul, entramos en este modo en el que damos un gran acelerón. Si damos toques en los pies de la pantalla, recorreremos mucha más distancia, pero cuidado, porque el ritmo del juego también habrá acelerado considerablemente.


Para desbloquear a otros personajes, hay que conseguir una puntuación determinada (cada uno más difícil que el anterior):


Como podéis ver, por ahora sólo he desbloqueado a Kagami y a Kise. Se me dan bastante mal los juegos que requieren coordinación mano-ojo, aunque este es muy entretenido. Me lo bajé hace unos días con un amigo en la facultad y, por el sonido que hacía, daba la impresión de que estábamos jugando a las tragaperras, y todo porque los balones suenan como monedas cuando los recoges. 


Si saltáis encima del chico que tiene una flecha hacia arriba o encima de unas tijeras, pegáis un salto enorme y llegáis hasta el cielo, donde podéis coger bastantes balones si sois capaces de calcular bien los saltos. El problema es que al subir ya no tenéis la opción de coger a un compañero hasta pasado un buen trecho.


Una vez acabada la fase, sale esta ventanita, en la que sale nuestra puntuación final. Esta se compone de la distancia que hemos recorrido más los balones que tenemos. Los tres botones de la derecha ponen, de arriba abajo: Title (Volver a la pantalla principal), Osusume (Recomendaciones o consejos) y Retry (Volver a intentar) respectivamente.

De alguna forma me recordó a los juegos de Sonic, ya que la jugabilidad es similar, aunque mucho más simple. Que yo sepa, aquí no hay final bosses ni tampoco distintas fases. Si no tenéis ganas de estudiar, este juego es una buena excusa para gandulear un rato.

Nota: no me hago responsable de los suspensos de cada uno xD.

Y nada más por hoy. ¿Alguien ha probado este juego? Creo que se volvió bastante popular por las redes sociales otaku el día que salió, pero hace bastante que no oigo hablar de él.
Nos vemos.
Matta ne n.n

jueves, 16 de abril de 2015

Hablando un poco de todo

¡Buenas~!
Hoy la entrada va a ser básicamente informativa. Sencillamente me apetece hablar con vosotros sobre el rumbo de los acontecimientos que se avecinan. Llevaba varios días intentado escribir con calma y no encontraba el momento de hacerlo. Mi estado de salud tampoco me está ayudando demasiado, pero, por suerte, espero que en los próximos días la cosa mejora y esté mucho mejor.

El caso es que el motivo principal de que hoy os escriba, es que se acercan los exámenes de final de cuatrimestre para mí, junto con trabajos y otros proyectos en los que participo. Yo no soy de esas personas que se escudan en las "obligaciones" para pasar un poco del blog (ojo, que no digo que no haya momentos en los que de verdad se esté ocupado). De todas formas, sí que es cierto que es probable que me veáis más activa por las redes sociales -los que me conozcáis ya sabéis que estoy en twiter a todas horas-, pero me propongo subir un mínimo de tres entradas semanales, como siempre (Lunes, miércoles y viernes).

Sí que es verdad que no estoy teniendo tanto tiempo para leer como me gustaría y que las series que estoy viendo están en emisión, lo que hace difícil que pueda hacer reseñas de forma constante. Sin embargo, esto no va a mermar para nada mis ganas de escribir:

Por una parte seguiremos con los Originales Lunita, es decir, con algún que otro poema o relato corto. No están muy relacionados con el resto del contenido, pero me parece una forma estupenda de favorecer mi crecimiento personal como persona y autora. Además, creo que es otra manera de dejar que me conozcáis un poco mejor.

En cuanto al mundo anime/manga propiamente dicho, estoy preparando una sección nueva, relacionada con uno de los retos que hice estas últimas semanas y que me pareció muy interesante.

Por otra parte, estoy considerando abrir una sección de videojuegos en el blog.  Pero no os confundáis; no planeo hablar de las cuatro sagas de siempre que todo el mundo conoce; la idea es buscar juegos desconocidos, principalmente gratuitos y hablar sobre ellos. Yo soy de las que piensan que hacer más de lo mismo es perder el tiempo -hay páginas mucho mejores que la mía para consultar ese tipo de cosas-, así que, aunque tenga algunas secciones comunes, siempre intento adaptarlas o hacerlas a mi manera.

Ya sabéis que me gusta mantener una temática más o menos regular y/o relacionada en el blog. Siento que aquellos que mezclan cosas muy dispares acaban perdiendo la esencia del lugar. Por otra parte, esto me limita en cuanto a la información que puedo ofrecer, pero también creo que es lo más lógico. Llevo poco tiempo por estos lares y todavía me queda mucho por recorrer; estoy descubriendo qué cosas me gustan como blogger y qué cosas me gusta escribir. Siento que todavía no he conseguido encontrar mi "sección estrella", una más personal que me permita explotar mis recursos, pero seguiré buscándola.

En fin, voy a dejar de daros el peñazo con mis divagaciones. Si alguien tiene alguna idea o sugerencia, estoy encantada de leeros. Por cierto, el reto de mañana va a ser bastante divertido, así que no os lo perdáis :)
Matta ne n.n

miércoles, 15 de abril de 2015

Critiqueo Doramático: Beck (Live action)

¡Hola~!
Hoy vengo a hablaros de una de mis adaptaciones favoritas: Beck. Yo ya conocía la obra por el anime y me había vuelto muy fan. Parece mentira que hayan pasado ya cinco años desde que salió (acabo de ver que es del 2010 y fue un shock) y estoy muy contenta de haberla disfrutado tantísimo.


Beck es la historia de Koyuki, un chaval que lleva una vida muy aburrida. Un día, estando por la calle, rescata a un perro llamado Beck y se gana la amistad de Ryuusuke, su dueño. Ryuusuke es guitarrista y acaba de separarse de la banda a la que pertenecía; de esta manera, Koyuki se sumerge en el mundo de la música y ayuda a su nuevo amigo a conseguir su objetivo: crear la mejor banda de rock del mundo.

Lo que más me gusta de historia es que trata sobre música, sin centrarse en ella. Me explico: la música aparece como un elemento muy importante en la trama, pero no es lo primordial; tanto las relaciones entre los personajes como los diferentes sucesos son los que marcan el ritmo de la obra y no tanto el concepto de "ser mejor músico", como suele ocurrir. También me gusta el hecho de que se ve una progresión; tanto el estilo como la habilidad de los personajes se van modificando y eso hace que la obra sea mucho más creíble.

En cuanto a la trama, hay alguna que otra diferencia con respecto al anime, pero nada que impida disfrutar de la historia; de hecho, creo que en ocasiones han eliminado partes que no eran muy importantes. Lo que no me gustó demasiado fue cómo hicieron el concierto final, pero bueno, eso ya es otro tema.

El casting en sí me pareció maravilloso; todos se parecían bastante a los personajes del manga y las actuaciones fueron, en general, muy acertadas. Encima ponen entre los protas dos de mis actores asiáticos favoritos: Mizushima Hiro (Ryuusuke) y Mukai Osamu (Taira). No podría pedir más. Me parecieron espléndidos y muy metidos en el papel.


Por otra parte, la banda sonora es fantástica. Han hecho canciones totalmente nuevas y, aunque el tema principal  de cada uno se mantiene (para que cuadre con la trama, más que nada), son muy innovadores. De hecho, la canción Naked me encantó, pero no conseguí encontrarla entera por ninguna parte. Jo, qué lástima.

Si tengo que ponerle una pega, tengo muy clara cual es: la voz de Koyuki. No, no es que no me guste el actor, es que en las canciones, su voz desaparece. Sí, literalmente. Sé que lo hacen para enfatizar la reacción de los demás y bla bla bla, pero me esperaba que se escuchase al menos en la última canción. En serio, fue muy decepcionante.

Lo mejor: El casting y la banda sonora.

Lo peor: que no se escuchase la voz de Koyuki ¬¬

Y nada más por hoy, espero que os haya gustado. ¿Qué os parece? ¿Habéis visto esta película? ¿No? Espero vuestros comentarios.
Nos vemos
Matta ne n.n

lunes, 13 de abril de 2015

Reseña manga: All you need is kill

Basada en la obra de Hiroshi Sakurazaka, All you need is kill aparece en escena como un trepidante seinen que nos muestra los límites del ser humano en la guerra. Preparaos para una verdadera lucha por la supervivencia.


La tierra se encuentra en grave peligro; unos monstruos horribles llamados miméticos amenazan Japón, el último reducto de humanidad que sigue luchando contra ellos. En medio de esta enorme batalla, Keiji Kiriya y Rita Vrataski se alzan contra estas extrañas criaturas en pos de un mañana que todavía está por ver. ¿Qué destino le aguardará a la humanidad?

Lo primero que llama la atención de esta obra es su marcada focalización. Esto significa que los sucesos los conocemos a través de los ojos de un único personaje que nos muestra lo que le ocurre. En el primer tomo, empezamos sabiendo prácticamente nada de lo que sucede; sencillamente nos metemos en la vida de Keiji Kiriya en el día que se prepara para su primer asalto.

Tras muchas preguntas sin responder, Keiji descubre que la única forma de ganar una guerra es a través de la experiencia en combate. Con un entrenamiento un tanto particular y  de forma inesperada, comienza a hacerse notar entre las tropas y se une a la lucha junto a Rita, conocida como la "diosa de la guerra" y "la perra de combate".

En el segundo tomo, vemos las cosas principalmente desde la perspectiva de Rita; primero nos cuenta qué le pasó antes de que comenzara la guerra y, gracias a este nuevo ángulo, somos capaces de comprender la relación que tiene con Keiji y cuál es el objetivo que mueve a cada uno de los protagonistas.

El amor aparece como un elemento importante dentro del manga, pero en un plano muy secundario. Me pareció un gran acierto por parte del que adaptó la novela, ya que es cierto que podría haber resultado más comercial y atractivo para el público femenino, pero habría restado muchísima veracidad a la obra (además de que también habría arruinado el clima de guerra fundamental de la historia).

El final de la trama es totalmente inesperado. En el momento en el que comprendemos qué son esas criaturas y cómo funcionan entre ellos, nos damos cuenta de que algo va mal y, efectivamente, se manifiesta. El final es agridulce, ya que deja esa sensación de remanso de paz después de la tormenta, pero junto con el dolor de la pérdida de los compañeros que lucharon en batalla.

En cuanto al dibujo, qué puedo decir. Soy una gran fan de Takeshi Obata por su participación en Death Note y desde entonces no puedo hacer otra cosa que alabar su trabajo. Cada vez que leo algo nuevo suyo, me encuentro que la expresividad sigue mejorando exponencialmente, los personajes son cada vez más carismáticos y las escenas de acción cada vez transmiten más movimiento. En una palabra: magnífico.

La versión española de este manga ha venido de la mano de Norma editorial. Como de costumbre, la edición de los tomos es espectacular: tanto los materiales como el diseño son magníficos. En cuanto a la traducción, me ha llamado en especial la atención el trato que se le da al lenguaje soez. Estaba muy bien integrado en la obra y en el carácter de los personajes, por lo que quedaba bastante natural. También es cierto que la temática adulta juega un papel primordial a la hora de seleccionar el vocabulario, pero de cualquier manera, me ha parecido que la elección ha sido de muy buen gusto.


SPOILERS

No quería irme sin mencionar algunos de los recursos que más me han gustado de la obra, pero con el fin de no spoilear a nadie, he decido ponerlos a parte pare evitar dar demasiados detalles.

Por una parte, tenemos el recurso del bucle temporal. Es cierto que se ha explotado bastante anteriormente, pero me gusta de manera especial cómo lo han adaptado al manga: se ve esa pesadez, esa "variación" a lo largo del tiempo. Sobre todo me gustó la escena en la cafetería, en la que el personaje está harto de comer siempre lo mismo y se acaba metiendo en un buen lío.

También me llama la atención que el autor haya preferido dejar "en blanco" el verdadero nombre de Rita. En un momento determinado se comenta que robó esa identidad, así que realmente no podemos saber quién es; tan sólo sabemos de dónde viene y por qué lucha.

Ya por último, quería comentar el simbolismo de los colores. El hecho de utilizar el rojo para llamar la atención en la batalla me pareció brillante, sobre todo teniendo en cuenta que ese color el símbolo de peligro. Cuando Keiji decide utilizar el azul para no "ocupar" el lugar de Rita, me pareció un detalle muy romántico y profundo por su parte, demostrando el afecto que le tenía. Es de los momentos más conmovedores de toda la obra.

FIN DE LOS SPOILERS

En definitiva, es una obra de sobresaliente. En tan sólo dos tomos, nos cuentan una historia muy bien estructurada en el que nos dan la información justa y necesaria para hacerla entretenida y no cargarla demasiado. Si tengo que ponerle alguna pega, lo cierto es que me gustaría que hubiese más profundidad en la relación de Rita y Keiji; no en un sentido amoroso, sino para poder comprobar cómo su vínculo se va haciendo más y más fuerte. Os la recomiendo sin duda.

Calificaciones:

Dibujo: 5/5
Historia: 4'5/5
Pesonajes: 5/5

General: 5/5

domingo, 12 de abril de 2015

Destroza este diario

¡Hola~!
Hoy me apetecía subir una entrada un pelín más relajada y desenfadada. En esta ocasión os vengo a hablar de libro que me ha llamado la atención bastante tiempo: Destroza este diario.

Sé que prácticamente todo el mundo habrá oído hablar de él (porque, como siempre, yo soy el último mono en enterarse), pero el por qué de este repentino interés tiene un motivo; desde siempre he sido una persona increíblemente perfeccionista con los libros y esto me lleva a tener muchas manías con respecto a ellos.

Hace unos días, escuché hablar a varios youtubers sobre por qué escribían en los libros y qué tipo de anotaciones hacían en ellos. Por lo que decían, es cierto que es muy práctico, sobre todo para mí, que me gustaría ser correctora. Teniendo esto en cuenta, cuando pasé por mi librería habitual, lo vi en un estante y se me ocurrió que sería una buena idea de "atacar mi perfeccionismo". También pienso mantener algunas de mis manías, ya que no creo que todas sean negativas, pero sí que es cierto que debo perderle el miedo a pintarrajear determinados libros.

Con todo, prácticamente no le he hecho nada; tan sólo poner los números a las páginas y un par de tonterías más;  ahora mismo estoy esperando a que se acabe de secar una cinta azul que le he pegado en la portada para decorar (cuando pueda, le saco una foto):


La idea de usar un libro para desahogarme, como terapia emocional, me ha parecido muy interesante. De hecho, he encontrado por internet una terapia de Smashbook (que viene siendo un álbum de recortes, como si fuese un diario) y me ha parecido muy divertido/entretenido, aunque ni de lejos creo que sea capaz de hacer verdaderas maravillas que he visto por la red. 

Si Destroza este diario me gusta lo suficiente, es posible que me haga con algunos materiales y pruebe a hacer alguna página e, incluso, hacer mi propio álbum -quién sabe-. Ya conocéis todos mi debilidad por la papelería, y, de esta forma podría estar "ligeramente" justificada -sólo ligeramente-.

Y bueno, nada más por hoy.  Espero que tengáis todos un buen domingo (a mí me toca quedarme en casa a estudiar, jooooo) y nos veremos muy pronto.
Antes de despedirme, ¿alguien sabe o es aficionado a este tipo de cosas, tipo scrapbooking? Me vendría muy bien tener referencias y demás.

En fin, nos veremos la próxima semana, que, ya os aviso, viene cargada de muchas reseñas y critiqueos, así que tranquilos que no me echaréis de menos.
Hasta pronto.
Matta ne n.n

sábado, 11 de abril de 2015

El diario de Shinju (2): Una mañana de las que a mí me gustan

Querido Diario:
Esta mañana me ha pasado de todo. Hacía un calor que parecía que era verano y en el cielo no se veía una nube. Pues bien, voy yo con mi poca motivación a la universidad y ahí está. Sora esperándome en la puerta (Por cierto, su nombre de verdad es español, pero prefiero ponerles apodos a mis amigos por si alguno intenta leer esto a traición).

A lo que iba; me sorprendí mucho de verla en mi facultad, ya que nunca coincidimos por los horarios. Ella estudia administración de empresas y como nuestras paradas son distintas, no solemos vernos mucho entre semana. Debió de hacerle gracia mi cara, porque se estuvo descojonando ella sola un buen rato. Después de mucho insistir, conseguí que me dijera qué hacía allí. Pues bien, resulta que hoy tenía un par de horas libres y se había pasado a saludarme.

Total, que no sé como hizo y acabó liándome para ir con ella a comprar unas cosas. Sé que es una mala influencia para mí, pero de vez en cuando me dejo convencer para este tipo de cosas. Siempre encuentra la manera de que haga cosas que realmente no me apetecen. En mi defensa diré que no suelo hacer pellas a menudo, pero hoy no lo pude evitar.

Después de pasarnos un buen rato echando un vistazo a todo lo que le llamaba la atención, le dije que se me estaba haciendo tarde y conseguí sacarla de allí -menos mal- . Nos sentamos un rato a hablar en el césped del campus (de todas formas, ya llegaba tarde) y nos recostamos contra un árbol. Si algo es bonito de esta universidad es que tiene zonas verdes bastante grandes, con alguna que otra fuente y escultura. Además, se estaba muy a gusto con el aire fresco y el buen tiempo que hacía.

Llevaba varias semanas yendo de casa a clase y de clase a casa, así que poder estar un rato a mi bola me sentó muy bien. Debería hacer cosas como esta más a menudo, pero ando bastante liado. Ser estudiante da asco...

Al final decidí faltar a última también y me quedé a picar algo en la cafetería con unos amigos. Por la tarde además me cuadraba entrenamiento y la cancha está a cinco minutos andando desde la cafetería de mi facultad, así que decidí ir directamente allí en cuanto pude. Estoy muy contento, porque el entrenador dice que si sigo mejorando podría salir de titular en algún partido. Sé que el baloncesto no es el deporte que mejor se me da, pero sí que es el que más me gusta practicar. Ya le pediré a Kevin que me eche una mano con los pases.

Bueno colega, se me va haciendo tarde. En una semana tengo una presentación muy importante y estoy de los nervios. Además, todavía me queda acabar los deberes de la puñetera Melisa -porque a Luisa no le gustará que diga su nombre real... ups-, que es más pesada que otra cosa. A veces creo que debería haber cogido alemán. En fin... ya nos veremos otro día.
Hasta pronto.

Shinju
Plantilla hecha por Neko-li