jueves, 19 de febrero de 2015

Reseña manga: Soul Eater

Nada más terminar de ver el anime de esta serie, supe que tenía que hacerme con el manga. Me parecía increíble que una historia tan maravillosa acabase de forma más absurda y sabía que necesitaba encontrarle otro final. Por este motivo comencé a comprar esta obra hará unos cuatro años. Pese a sus altibajos, Soul Eater ha resultado ser una obra de sobresaliente.


En un mundo de brujas y demás seres mágicos, se ha fundado una escuela llamada AMAM (Academia de Maestros de Armas de la Muerte) para preservar el orden y combatir el mal. Aquí nos encontramos a nuestros tres protagonistas: Maka, Death the Kid y Black Star, junto con sus respectivas armas, que, siguiendo las indicaciones del Dios de la Muerte, se les encargan distintas misiones para recolectar almas corruptas. Con 99 almas corruptas y el alma de una bruja, las armas "evolucionan" en Death Scythe. ¿Serán  nuestros protagonistas capaces de semejante hazaña?

Atsushi Ohkubo ha creado un maravilloso mundo, con una estética única y unos personajes tan carismáticos como intrigantes. En esta obra hay muchos aspectos destacables que voy a intentar analizar uno a uno.

En primer lugar, la conexión que se establece entre maestro y arma se basa en "el alma", o, como describe el autor, a través de un proceso de "armonización" por el cual dos personas consiguen ampliar su poder mutuamente. Esta idea del alma como esencia humana se mantiene en toda la obra y es el eje argumental de mayor relevancia. Por otra parte, la locura también juega un papel primordial como cara opuesta a la bondad humana. Toda entidad viva tiene un lado oscuro, oculto, que convive con ella y le confiere su identidad.

En cuanto a los personajes, destaca principalmente su evolución a través de la obra: los protagonistas Maka y Soul son memorables. Maka es una persona débil, intelectual, que se esfuerza todo lo que puede por no quedarse atrás. Por su parte, Soul Eater es una guadaña, con un carácter bastante opuesto a Maka que le complementa a la perfección. 

Black Star es un humano que sueña con sobrepasar a los dioses. Al principio da la impresión de ser un fanfarrón, ya que su meta es convertirse en dios de la guerra. En muchos puntos de la historia me he encontrado muchas similitudes con Naruto, dada su cabezonería y su forma de luchar. Tsubaki, su arma, es capaz de mutar en diferentes tipos de herramientas de combate. Tiene un carácter afable y dulce, lo que la hace de las pocas capaces de encajar con Black Star.

Death the Kid es el hijo del Dios de la Muerte, lo que le confiere unos poderes que van mucho más allá que el de los demás personajes. Tiene una obsesión enfermiza con la simetría, lo cual le ha llevado a acabar en situaciones límite. Por su parte, las hermanas Liz y Patty son las pistolas que acompañan a Kid. Los tres sienten una profunda admiración por los demás y es lo que les permite armonizarse.

Aproximadamente en la mitad de la obra observamos una evolución drástica en la academia y todos sus personajes. Por desgracia, no ha sido tan bien desarrollado como me gustaría y faltan muchas preguntas por resolver. He de decir que el nuevo diseño me gustó mucho en la mayoría de los casos, especialmente en el de Soul.
 

SPOILERS

La conexión entre la onda del alma y la música se manifiesta a través de Soul. En su subconsciente encontramos una habitación oscura con un gran piano; a su vez, una especie de diablillo le anima incontables veces a tocarlo y sucumbir a la locura y, de esta forma, este demonio representa los temores humanos y la tentación de caer ante la adversidad.

La fe aparece simbolizada por el personaje de Justin. Su traición me pareció algo sorprendente que en ningún momento me esperaba. El cambio de ideología representa la fragilidad de las convicciones humanas, unido al hecho de que era un arma sin maestro. El individualismo es otro de los elementos que favorece la fragilidad del espíritu.

La imagen de la locura vertebra la obra. Por una parte representa el conflicto interno de cada personaje. Por otra, tenemos la dualidad Kid/Asura. Kid hace el papel de la locura aplicada a un orden, mientras que Asura es la encarnación del miedo, el Dios Demonio. Este enfrentamiento muestra las dos caras de una misma moneda, ya que ambos surgieron del Dios Demonio y están unidos por un vínculo de sangre.

La familia de forma cruda e insensible. Por un lado tenemos a Maka y a su padre, cuya relación no ha sido buena desde que se divorció con su madre. Sin embargo, el hecho de que haya podido utilizarle como arma en la batalla final, cuando no se podía armonizar con Soul, demuestra que la familia va más allá de los intereses individuales. Por otra parte, la forma en la que acaba la relación de Crona con Medusa es el reflejo de que la deshumanización acaba aflorando del subconsciente debido a determinados sucesos traumáticos.

La luna, que siempre muestra la misma cara a la tierra, aparece como símbolo de algo peligroso y misterioso. Resulta irónico que este sea el escenario en el que se realiza la batalla final. 

 FIN DE LOS SPOILERS

En cuanto a la estética de la obra, me gustaría destacar varios aspectos:
En primer lugar, los recursos visuales, en los que nos encontramos páginas completamente negras y patrones simulando distintas emociones. La edición creada por Norma Editorial es estupenda, ya que la parte en la que se libra la batalla final, tiene los lomos degradados de gris a negro. Creo que habría sido mejor mantener el último tomo negro, en lugar de blanco, pero eso es un matiz personal.



El final no queda del todo cerrado, dejando claro que Maka y Soul siguen teniendo un objetivo que cumplir, pero, de alguna forma, acaba cerrando el círculo que se inició al principio de la obra: dos personajes con un objetivo-dos personajes con otro objetivo.


En cuanto a la traducción, no entiendo por qué en algunos momentos traduce unos ataques y en otros no. Puede que sea por la sonoridad en inglés, pero personalmente creo que deberían tener un único criterio. Además, en el tomo 20 noté un pequeño cambio en la forma de hablar de los personajes. Puede ser del autor también, pero el caso es que utilizaban vocabulario mucho más específico y menos "realista" en cuanto a lengua hablada.
 

La única pega que le pongo a esta obra es el hecho de que las escenas ecchi se van de madre. Cierto es que se acumulan principalmente al principio y al final, pero rompen totalmente el ambiente que tanto trabajo le habrá costado crear al autor. Tampoco me ha gustado el hecho de que hayan quedado cosas sin explicar del todo; sé que continúa en la secuela Soul Eater Not!, pero no por ello debería quedar inconclusa esta parte.

He disfrutado mucho leyendo esta obra y sé que los amantes del género adorarán las aventuras junto a Maka y sus amigos. La dejo 100% recomendada.


Lo mejor: el mundo y los personajes, su evolución y la relación entre ellos.
Lo peor: las escenas ecchis que rompen el ritmo de la obra.


Puntuación:
 

Dibujo: 4/5
Historia: 4/5
Personajes: 5/5

General: 4'5/5

4 comentarios:

  1. me encanta leer y tus reseñas son muy buenas, ya te estoy siguiendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias~ encantada de que te unas a la familia Manga Seikatsu n.n
      Nos vemos :)

      Eliminar
  2. Buena reseña, algún día me lo leeré (cuando mi mundo no sea un constante Majora).

    Lo explicas de manera que engancha y sigues leyendo, muy ligero, yo le pondría un poco más de explicación, pero aún así esta genial, me dan ganas de leerlo XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oins, qué mono mi gatito. Ya la leerás cuando tengas tiempo :)
      Prometo no hacerte spoilers.

      Eliminar

Con un comentario ayudas a que el blog crezca. No olvides ser siempre respetuos@ con los demás =))

Plantilla hecha por Neko-li