martes, 2 de febrero de 2016

Reseña manga: El caballero vampiro

Hoy vamos  a hablar de uno de los shoujos más canónicos de los últimos años. Aclamado por un amplio fandom, su publicación en nuestro país ha sido tan esporádica como desesperante para sus seguidores. Conocida principalmente por su abrupto plot twist, os estoy hablando de Vampire Knight.

Portada de la edición inglesa




Yuki Cross no recuerda nada de su pasado. Es más, el primer recuerdo que tiene es el ataque de un vampiro, estando rodeada de nieve y teñida de sangre. En esta situación aparece Kaname, su salvador, otro vampiro que la  rescata de un destino cruel Pese al incidente, Yuki crece feliz, junto a Zero, otro chico que quedó huérfano a causa de otro ataque.Los dos colaborarán como guardianes (o más bien prefectos) en el instituto Cross, en el cual han instaurado tanto una clase de humanos (la diurna) como de vampiros (la nocturna), tratando de crear una unión durante ambas especies. Sin embargo, la paz no va a durar tanto como ellos creían. 

Lo primero que me llamó la atención de este manga (además de los escándalos habituales relacionados con él), es lo diferente que me resultó con respecto al anime. El anime se me hizo tonto, aburrido e infantil, enfocado más bien para preadolescentes sin mucho interés en la historia, por lo que ni si quiera fui capaz de terminarlo. Sin embargo, la versión manga me pareció más adulta y compleja, sin censuras y, en general, bastante cruda.

Los personajes, por su parte, son increíblemente carismáticos y mantienen su personalidad firme. El diseño estético también es muy representativo, ya que no hay dos que se puedan confundir. Algo que me resultó curioso a nivel personal es que, a pesar de que Zero tiene el pelo blanco, no me resultó demasiado interesante. Básicamente, me quedé con Kaname desde el principio y, pese a todas las vueltas que tiene la historia, sigue siendo mi favorito.

En cuanto al dibujo, me parece de los más bonitos que he visto dentro del shoujo. Me gusta que conserve la esencia del género sin llegar a ser demasiado ostentoso. Además, el dibujo realista que está de moda actualmente no habría sido lo suficientemente expresivo como para una historia de estas características; de hecho, la habría hecho demasiado plana y algo insulsa. Es innegable que Matsuri Hino tiene un estilo propio que habla por sí solo y eso se nota especialmente en las escenas sin diálogo. Para todo aquel que entra en contacto con la serie por primera vez, seguro que es lo que le causa mayor impresión.

En cuanto a la historia, en la sección de spoilers os daré más detalles, pero creo que podríamos dividirla en tres partes, teniendo en cuenta la coherencia de la trama. El primer arco iría del primer tomo al octavo; sin duda, mi parte favorita de toda la serie, que, además, fue el gancho que enamoró a más de uno cuando comenzó a publicarse en España.

La segunda parte va del noveno tomo al decimoquinto (inclusive). Aquí vemos la famosa fase en la que a la autora se le va la pinza y la trama se vuelve muy compleja y difícil de entender. Lo que me resulta más chocante es que lo que vertebra la obra se retuerce hacia un punto totalmente inesperado. Puede que lo hicieran para sorprender al lector, pero creo que fue demasiado radical para todos. Sinceramente, me he quedado con ganas de releer esta parte para intentar comprenderla mejor. 

Para terminar, la tercera parte va del tomo dieciséis al diecinueve. Afortunadamente, la autora consigue reencauzar ligeramente los sucesos y no resulta tan violento como me esperaba  que iba a ser. Recuerdo que cuando empecé ese tomo, sentí una sensación muy parecida a los primeros, aunque sin llegar a ser tan intensos. Una forma muy poco común de cerrar un círculo, pero efectiva.

El final en general me ha gustado. No me esperaba lo que iba a suceder en las últimas páginas y me ha parecido muy humano y emotivo. Lo único que puedo echarle en cara es que peca de velocidad; pese al ritmo constante que ha tenido toda la obra, los dos últimos capítulos ocurren demasiado rápido. No es que la velocidad distraiga de los sucesos, sino que hay varios saltos temporales contando lo que ocurre que le restan importancia, cuando realmente son el clímax de todo el manga. Supongo que se debe principalmente a la falta de espacio para ampliar esta parte de la historia.

SPOILERS

Ahora voy a comentaros lo que me han parecido los giros argumentales tan bruscos que hemos tenido. Si no queréis enteraros de nada, no sigáis leyendo.

Para mí, el primer shock vino en el tomo ocho, cuando nos sueltan que Yuki es un vampiro. Me dejó entre intrigada y molesta, ya que me gustaba más con su faceta de humana, pero uniendo las pistas que nos habían ido dejando, tenía sentido. Aún no me había recuperado de este, cuando empezaron a ocurrir más cosas. En serio, este tomo fue frenético.

El segundo vino de la mano de Kaname siendo el hermano de Yuki. ¿En serio? Eso ya me pareció demasiado drama de golpe. Que se quisieran y que fuesen amantes era una cosa, pero lo del incesto se me hizo demasiado falso para la historia. Tampoco me pareció demasiado convincente lo que le paso a su familia.

Por otra lado, creo que más o menos puedo interpretar la parte del pasado de Kaname, aunque la autora deja demasiado a la imaginación para mi gusto. Me han faltado argumentos y motivos para ver lo que ocurre de forma sólida. Es más, la guerra del final me parece algo infundada, ya que no llego a comprender la necesidad de hacerla.

En cuanto al final, final, me gustó muchísimo la escena en la que Kaname les dice a Yuki y a Zero que quiere que estén juntos, porque le han alegrado la vida (cosa que cuesta creer por su relación con Zero). Pensaba que me iba a resultar muy cursi, pero al final ha sido una decisión bastante madura y sentida. 

En cuanto a las escenas que siguen a este final, como ya he dicho antes, me parecieron muy rápidas. Me gustó que Yuki hubiese investigado la forma de revivir a Kaname y cómo volverle humano. Eso sí, entregar su vida por eso cuando tienes dos hijas con Zero... pues no sé. Es bonito, pero a la vez me parece algo absurdo. Aun así, supongo que hablar de la eternidad como esperanza de vida debe de ser desesperante para un vampiro, por lo que no es tanto un sacrificio, sino que le "llega el momento".

FIN DE LOS SPOILERS

En general, recomiendo esta obra a la gente que quiera leer un shoujo con trasfondo y algo de complejidad. No os asustéis por las partes confusas, ya que al final uno se las apaña para -más o menos- armar el puzzle. En general, estoy muy satisfecha con la lectura de este manga y voy a añadirlo poco a poco a mi estantería.

Calificaciones:

Dibujo: 5/5
Historia: Le daría un 4'5 en la primera parte, un 1 en la segunda y un 4 en la tercera. Valorad vosotros -.-'''
Personajes: 4/5

General: 4/5 

Nota explicativba: He de decir que es algo complicado decidirme por una nota general, ya que la parte central fue un bajón de calidad importante. Aun así, creo que se merece una nota bastante alta, obviando la parte decadente de la historia.

6 comentarios:

  1. ¡Hola, hola!
    Yo recuerdo que el anime de este manga fue de los primeros animes que vi y me gustó bastante, hasta que de pronto me dejó de gustar y lo dejé a la mitad. No me preguntes porque no me acuerdo jajaja. Aun así, me gustaría darle una oportunidad al manga (aunque la segunda parte de la que me hablas me echa un poco para atrás jajaja)
    ¡Un beso <3!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes la oportunidad, te recomiendo que lo leas. En el fondo no deja de ser una obra bastante querida y valorada, así que no viene mal echarle un vistazo aunque sea por la curiosidad. Un beso.

      Eliminar
  2. Hola!
    Yo amé el anime de Vampire Knight aunque no me acuerdo mucho de él xDD creo que sería bueno que me leyera el manga porque quiero ver como termino de verdad.

    Besos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que el final te sorprende (te guste o no) xD

      Eliminar
  3. Me alegro que al final te lo hayas leído entero y ver la reseña. Ahora paso a comentarte:

    Lo primero sobre el dibujo es innegable que Matsuri Hino dibuja como nadie; es un dibujo precioso y como dices muy expresivo ya que en las escenas sin diálogos tu podías sentir lo que mostraba un personaje con la mirada. Pero debo decir que algunos personajes los confundía por ser tan iguales :S

    Sobre el anime no le hace justicia al pobre manga que para mi es una obra maestra.

    Sobre la historia es verdad que llega un momento en la mitad de la obra que es muy confusa, la autora no deja de introducirnos nuevas preguntas sin muchas respuestas, menos mal que en cierto punto enlaza todo y sigue con la historia.

    Sobre el final estoy de acuerdo contigo en que pasa muy rápido a mi personalmente no me gusto. Sobre todo por que todas esperábamos con quien terminaría Yuuki y creo que Matsuri hizo ese final para contentar a ambos bandos. Yo creo que soy una de las únicas personas que no me decante por team Zero o team Kaname; ambos me gustaron y tienen personalidades muy distintas; la única que me empezó a caer mal y termine odiando fue a Yuuki.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que habría preferido que no hubiese tantas preguntas. Creo que el final queda cerrado, pero no del todo, ya que quedaron cosas en el tintero.

      Yuuki... no sé. Nunca me suelen gustar las protagonistas femeninas, pero reconozco que, por lo menos, no fue tan tonta e inocente como otras que he visto por ahí.

      Eliminar

Con un comentario ayudas a que el blog crezca. No olvides ser siempre respetuos@ con los demás =))

Plantilla hecha por Neko-li