domingo, 13 de diciembre de 2015

Mensajes desde el averno + fangirleo Owari no Seraph

¡Hola~!
Os escribo desde el infierno para comunicaros que, sorprendentemente, ¡sigo viva! Y ya no me refiero simplemente a las cosas de clase, que era lo que más me preocupaba "en principio", sino que esta semana, además, mi muela del juicio decidió que era momento de nacer y ahora no puedo ni abrir la boca. Para más inri, llevo dos días con dolor de barriga y cólicos. Sí, considero un milagro encontrarme hoy medianamente bien -aunque en gran parte es por los calmantes que me he chutado-.

Quiero agradeceros a todos las visitas que ha tenido el blog durante mi ausencia, ya que no ha bajado de 50 ni un sólo día. Me parece realmente increíble, así que muchas gracias a todos los que os pasáis de forma habitual. Todavía me quedan cinco angustiosos días para que acabe mi época de exámenes (más la extracción de mi muela, que ya veréis que show), pero por lo menos veo que las cosas están saliendo.

Ayer, pese a todo, conseguí ir también a comprar mis regalos de navidad. Básicamente, mis padres me dan un presupuesto y yo elijo más o menos en qué gastármelo. Se pierde un poco la gracia, es cierto, pero lo prefiero a cuando no saben qué regalarme. Además, digamos que últimamente el espíritu navideño no llega a mi casa...

El caso es que tuve bastante suerte, ya que la cosa que más más más más más quería, todavía estaba en tienda y era la penúltima que les quedaba (estoy hablando de maquillaje). Además, la chica se portó súper bien, porque como no tenían el otro producto que quería, llamó a otra sucursal para que me esperasen (ya habían cerrado y estaban haciendo caja) y me mantuvieron el descuento. En serio, siendo tan majos y tan amables en las tiendas, ¿cómo no voy a comprar a gusto? Para quién no se lo haya imaginado ya, me refiero a Sephora, ya que soy clienta black -la tarjeta gold no existe, seamos realistas-.

Ya que ando por aquí, quería aprovechar para comentar el episodio de Owari no Seraph de esta semana. A partir de ahora voy a soltar SPOILERS, así que si no queréis enteraros de nada, no sigáis leyendo.

Lo primero es que la escapada de Yuu y Mika me ha parecido muy bonita. Todo bien hasta que entran en el supermercado abandonado y Yuu se pone en plan frutilla. Con lo que le ha costado a Mika mantenerse fuerte, y Yuu ahí, tentándole de forma... no sé. Frutilla. Las fujoshis me entenderán. 

Mika advierte, como debe ser

Yuu insiste, cómo no
Yuu- Pose colegiala calenturienta

Vénga, Mika, chúpamela - Gatito

Por otra parte, si no llega a ser por esto, Mika habría muerto, así que bueno.. las gallinas que entran por las que salen. De todas formas, me da pena que Mika pierda esos ojazos azules -menos mal que en el manga son en blanco y negro-. No sé qué va a pasar a continuación, pero tengo muchas ganas de continuar la historia. Sí, al fin están haciendo algo interesante. Wiiii~

FIN DE LOS SPOILERS

En fin... no tengo nada más que contaros hoy. Espero poder volver a pasarme pronto. Aunque no lo creáis echo mucho de menos escribir y contaros cosas. Sé que es un poco ñoño, pero el blog se ha convertido en una parte muy importante de mi día a día.
Espero que podamos leernos pronto.
Matta ne n.n

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Podríamos hacer una macedonia con todas ellas. Ñam ñam.

      Eliminar
  2. He empezado a ver Owari no Seraph así que me he saltado el spoiler, jaja. Era una serie que me había anotado como pendiente para ver después de oírte hablar de ella y finalmente esta semana he empezado a verla con Juan. Por ahora me está gustando y si está poniendo muy interesante, tanto que es un fastidio tener que esperar a estar con Juan para poder seguir viendo episodios, jajaja...

    En cuanto a los regalos de Navidad, en mi caso pasa algo parecido ya que mi madre siempre me pregunta qué quiero y soy yo la que le digo directamente el regalo que quiero así que no hay muchas sorpresa, jajaja... pero lo importante de un regalo es que guste, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola~!
      Si has visto las imágenes, ya es un spoiler bastante gordo (espero que no). Mi problema con Owari no Seraph es que tiene unos altibajos muy bruscos: o está en un momento de tensión total, que te mueres por seguirla o se hace algo aburrida. Por eso esta vez estoy del lado de los vampiros (y eso que casi siempre suelo ir con los protas).

      En cuanto a los regalos, lo importante es que gusten, pero echo de menos la sensación de sorpresa al no saber qué te va a tocar. También pienso que la gente no me conoce demasiado a la hora que hacer un regalo (aunque soy fácil de regalar, con una simple libreta ya me conquista cualquiera xD).

      Eliminar

Con un comentario ayudas a que el blog crezca. No olvides ser siempre respetuos@ con los demás =))

Plantilla hecha por Neko-li