lunes, 25 de julio de 2016

Reseña manga: Sayonara, sorcier

Hoy vamos a comentar un manga recientemente publicado en España por la editorial Milky Way. Con una temática que se sale completamente de lo habitual y un contexto extremadamente detallista, os estoy hablando de Sayonara, Sorcier.

Vicent a la izquierda, Théodorus a la derecha

Sayonara, Sorcier cuenta la vida de los hermanos Van Gogh, Vincent y Théodorus y está ambientada en la sociedad parisina de finales del XIX.  Théodorus es un famoso galerista, conocido por no seguir los cánones establecidos, mientras que Vincent es un pintor extraordinario que vaya de pueblo en pueblo pintando todo aquello que le conmueve.
En este manga, vemos el camino que ha seguido el famoso pintor para llegar a ser lo célebre e irremplazable que ha sido a lo largo de los siglos.

Por una parte, ambos hermanos se complementan a la perfección. Vincent representa ese lado liberal y creativo del arte, mientras que Théodorus cree en su poder transformador y quiere cambiar la sociedad parisina del momento, haciendo que el arte llegue al pueblo y deje de ser algo exclusivo de la clase pudiente. Ambos personajes tienen personalidades muy marcadas, pero totalmente opuestas. Vincent se muestra muy ingenuo, abierto y gentil, mostrando una gran capacidad para empatizar con la gente y socializar. Por su parte, Théodorus es muy astuto y su ingenio es el principal motor que hace que los acontecimientos se desarrollen. Personalmente, he congeniado mejor con Théodorus, especialmente después de finalizar el primer tomo. Ambos hermanos se complementan a la perfección y, en la segunda parte, se vuelven muy shippeables (aunque realmente no hay nada de yaoi).

La historia tiene un buen ritmo, haciendo que el lector esté entretenido en todo momento. Hay pequeños flashbacks que nos llevan ocasionalmente a la infancia de los protagonistas, pero no llegan a romper el hilo de la obra. Algo que me sorprendió y a la vez decepcionó un poco fue que no hubo un giro dramático de los acontecimientos. Sí, ocurrieron cosas que no me esperaba y que me sorprendieron gratamente, pero no llegó a ser tan radical como esperaba. Aun así, expectativas a parte, la historia engancha mucho y hay varios momentos de incertidumbre en el que el lector se muere por saber qué va a pasar a continuación.

Teniendo en cuenta que la extensión de la obra es únicamente de dos tomos, el desarrollo tanto de los personajes como de los sujetos es sorprendente. Ni intentan contar ni más ni menos de lo necesario, lo cual hace que no se haga ni pesada ni lenta. Creo que es algo digno de mención, ya que en muchas obras cortas, los autores tienden a comprimir información, pero afortunadamente, no es el caso.

Me ha gustado mucho que cada pocas viñetas hubiera notas a pie de página explicando elementos culturales, como las galerías que se mencionan en el manga y su relevancia en la época, o los cuadros que aparecen. Algunos de los lienzos que salen en este manga son invención del autor, pero está perfectamente aclarado en las notas.

El dibujo combina perfectamente la estética manga tradicional con la de los cuadros de Vincent Van Gogh. Tiene mucho mérito captar la esencia de obras famosas en blanco y negro, por lo que creo que el autor ha sabido trabajar muy bien ambos estilos e integrarlos para que ninguno desentonase con el otro.

En cuanto al final, es muy emotivo y está lleno de significado. Se nos revelan varios detalles importantes de los protagonistas y vemos toda la historia desde una perspectiva ligeramente diferente. El prólogo no es especialmente relevante, pero sí que pone la guinda a una historia redonda que culmina con la leyenda del pintor de fuego.

Creo que es un josei muy recomendable para todo el mundo; cualquier lector, grande o pequeño, podría disfrutar este manga sin ningún problema. Os lo recomiendo especialmente a los amantes del arte.

Calificaciones:
Dibujo: 4/5
Historia: 4/5
Personajes: 4/5

General: 4'5/5

7 comentarios:

  1. Hola guapa. Tiene muy buena pinta este manga, sin duda lo tengo apuntado en pendientes, y más al ser tan solo dos tomitos.
    De arte poco o nada he leído en manga, y puede ser interesante por variar y probar con algo nuevo ^^.

    A parte, tengo que decir, que el dibujo me llama mucho y me parece muy bonito :D.

    ¡Besitos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es una obra muy buena para desconectar y sobre todo, para cambiar un poco de temática, ya que no se parece nada a un manga habitual.

      El dibujo es muy chulo, creo que te va a encantar la obra.

      Nos vemos n.n

      Eliminar
  2. Hola!! La verdad es que no me llama nada de nada la temática del manga... pero está teniendo muy buenas opiniones... no sé, de momento no creo que me haga con él, pero buena reseña ;P
    SAludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es una lástima que no te llame la tención n-n'
      Nos vemos n.n

      Eliminar
  3. Yep :D
    Esperaba ver alguna reseña de este manga porque no sabía si comprarlo o no, la verdad es que lo pintas bastante bien e igual acaba cayendo ^^ me llama la atención que hablen (y no solo muestren) de arte, no es mi especialidad ni una temática que apasione pero siempre me ha picado la curiosidad :3
    ¡Gracias por la reseña! Besitos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo que se sale de casi todo lo que es habitual. Yo te lo recomiendo por variar un poco y, además, Théo es un personaje que vale la pena conocer ;)

      Eliminar

Con un comentario ayudas a que el blog crezca. No olvides ser siempre respetuos@ con los demás =))

Plantilla hecha por Neko-li