domingo, 5 de diciembre de 2021

❥ Volviendo a crear contenido~

 ¡Hola~!

Ya casi parece tradición lo de retomar cosas antiguas por estos lares. Esta vez quiero aprovechar la ocasión para traeros mi último vídeo, en este caso haciendo un adorno de Navidad usando fieltro.

He de decir que echaba mucho de menos crear contenido. Llevo una muy mala racha de ánimos y el estar haciendo cosas creativas y preparando proyectos no solo me distrae, sino que me da una motivación para seguir haciendo cosas y recobrar la confianza en mí misma.

Lo que quizás más ilusión me hace es la idea de empezar a hacer directos. Todavía me quedan muchas cosas por preparar y no sé exactamente cuándo será, pero creo que una plataforma en la que pueda subir mucho contenido de diferentes temáticas es lo que más se adapta a lo que busco ahora mismo (quitando que de vez en cuando grabe algo exclusivamente para editar).

Y eso es todo por hoy. Todavía tengo muchas ideas rondando por la cabeza que tengo que refinar, pero espero que veáis algo que os guste.

¡Nos vemos!

Matta ne n.n

domingo, 17 de octubre de 2021

El ovillo de lana de Umiko: paranoias con el trabajo

Este es una entrada un poco diferente de lo habitual. Hoy os voy a hablar de mis últimas paranoias mentales con el tema trabajo. ¡Empecemos!

Este último año ha sido un caos a todos los niveles en mi vida: problemas familiares, altibajos emocionales, problemas para encontrar trabajo... el pack completo del español medio en estos momentos.

En febrero conseguí unas prácticas en una conocida empresa multinacional de la traducción (cuyo nombre no voy a mencionar) y estuve seis meses como Project Manager (o gestor de proyectos). Yo ya tenía mentalmente asumido que iba a seguir en ese puesto, ya que necesitaban gente, y mentalmente iba preparándome para la guerra: entregas muy justas de tiempo, horas extras interminables, miles de emails entre lingüistas y demás equipos... un show. Pero he aquí el plot twist: mi ex-jefa "no me veía" como PM, así que me recomendó para Quality Control (Control de Calidad) pese a que no tenían plazas disponibles en el momento.

Así que durante un mes estuve pensando seriamente si debería aceptar la propuesta de hacerme traductora autónoma para esa misma empresa, con todas las putadas que ello conlleva. Me ofrecían trabajar con ellos pese a mi falta de experiencia, pero todos los impedimentos que había para cobrar los proyectos con normalidad hacía que mi preocupación fuera creciente.

Y entonces llegó el día. Me llamaron de Recursos Humanos para ofrecerme un puesto de Quality Control. Tenía que pasar unos exámenes, pero si aprobaba, el puesto era mío: indefinido, buen salario, pudiendo empezar a distancia aunque luego tuviera que mudarme a otra ciudad etc. Y pasé el siguiente mes para arriba y para abajo, haciendo exámenes y teniendo que reclamar correcciones que nunca me daban si no preguntaba.

Conseguí el puesto de trabajo. ¿Bien, no? Me he pasado el juego, tengo justo lo que buscaba. Los horarios funcionaban mejor que en el otro equipo, la carga de trabajo era más asumible y había buen ambiente entre todos.

sábado, 23 de enero de 2021

Reseña Collar x Malice: Okazaki Kei y Sasazuka Takeru

Advertencia: (i) Esta reseña contiene altas dosis de fangirleo. 
(ii) Probabilidad elevada de SPOILERS por párrafo.

Hace 5 años...

Recuerdo a una compañera de japonés, entrando en clase totalmente agobiada. Quedaban apenas unos minutos para empezar la lección, por lo que nos entretuvimos hablando un rato. Me contó que llevaba varios días intentando jugar una visual novel que le había llamado la atención, pero que estaba teniendo problemas para entenderla porque los kanji que aparecían eran de terminología jurídica y que las abreviaturas simplificando palabras le dificultaban mucho la lectura. Yo no sabía de qué juego me estaba hablando, pero me quedé con la peculiar anécdota.

En algún punto de finales de 2020...

Supe que este era el juego al que mi amiga se refería nada más ver la portada. A decir verdad, nunca pensé que llegaría a jugarlo, ya que yo no tenía la PSVita - Arceus bendiga los ports a switch -. Cuando estuve a punto de comprarla, me vinieron flashes de la conversación y decidí sabiamente comprarla en inglés. 

La historia es una especie de distopía ambientada en Shinjuku, en la una banda criminal denominada Adonis ha tomado la justicia por su mano y ha empezado a cometer asesinatos (X-days), dejando claro que la policía es totalmente ineficiente. Ichika Hoshino es una policía que trabaja en medio de este caos; cierto día estando de patrulla, Adonis consigue llegar hasta ella y le coloca un collar con un micrófono para poder espiar los movimientos de la policía. Si denuncia lo que acaba de ocurrirle, el veneno contenido dentro del collar la matará. En este contexto conoce a un grupo de "detectives" (o personas que previamente han estado/están en la policía pero que han decidido investigar por cuenta propia el incidente) y decide cooperar con ellos para intentar frenar a Adonis y liberarse del collar maldito.

Cada ruta del juego se centra en uno de los incidentes, por lo que me sorprendió gratamente que quitando las primeras interacciones del principio, el resto de la historia es totalmente distinta dependiendo del personaje que te toque.

Pero venga, vamos a lo importante: ¡Hablemos de los husbandos!

jueves, 10 de septiembre de 2020

[Reseña Cinematográfica] After. En mil pedazos

 ¡Buenas~!

Hoy os traigo una reseña muy especial. Veréis, hay momentos en la vida en las que el cuerpo me pide algo para comentar. Algo para criticar. Algo que tenga sustancia y me saque de lo cotidiano. Y para ello, mi saga favorita es, sin duda, After.


Siempre que voy a ver alguna película de After (porque los libros ya os digo que soy completamente incapaz de tragármelos) voy sola y tomo mentalmente notas de las cosas que quiero discutir o que me sacan de contexto. Generalmente me río - no porque la escena sea cómica, sino porque lo que ocurre no tiene ningún sentido. - y se convierte en mi pequeño ritual privado, porque sé que la mayoría de los asistentes de la sala son adolescentes que adoran la saga y se mueren por verla con actores de carne y hueso. A decir verdad, no las culpo; a fin de cuentas, todas estamos disfrutando del mismo producto, solo que de formas diferentes.

Asumo que si has llegado a este punto ya te lo imaginas, pero esta reseña va a estar plagada de SPOILERS de todo tipo: de la trama, de los personajes... Voy a despedazarla en trocitos. Así que si tienes algún interés real en ver la película, te recomiendo que vuelvas a este post una vez la hayas terminado. 

Un pequeño disclaimer antes de empezar. Si a ti te gusta la saga, o las películas, me parece totalmente respetable. Como digo, yo he sido de las primeras en ir a verla al cine para comentarla, así que aunque sé que mis comentarios son muy directos y críticos, espero que puedas entender que es mi opinión y que no tienes por qué compartirla. Si no quieres leerme, cierra esta pestaña y todos contentos. 

viernes, 24 de abril de 2020

Reseña Literaria: Rojo, blanco y sangre azul


¿Hola? ¿Hay alguien ahí? Sé que hace millones de años que no publico una reseña, pero hace unos días que he leído cierta novela y tengo muchas *muchas* ganas de comentarla con vosotros. Os estoy hablando de Rojo, blanco y sangre azul.



La historia de Rojo, blanco y sangre azul gira en torno a Alex, el hijo de la presidenta de Estados Unidos (en un universo contemporáneo, pero alternativo) y el príncipe Henry de Inglaterra. Ambos se llevan horriblemente mal y, durante la boda del hermano mayor de Henry, montan un escándalo que hace que las tensiones entre ambos países empiecen a ser más latentes. Para intentar mitigar el impacto, ambos chicos se ven obligados a fingir ser amigos y aparecer en diversos actos públicos para mantener el decoro, mientras que, muy poco a poco, empiezan a conocerse y a enamorarse locamente el uno del otro.

jueves, 24 de octubre de 2019

El ovillo de lana de Umiko: La peor entrevista de trabajo que he tenido en mi vida.

¡Hola!
Parece que últimamente solo vuelvo a mi blog para quejarme. Estos últimos meses he pasado por una de las peores etapas de mi vida con diferencia: ansiedad, depresión, putadas en el trabajo, problemas familiares, inestabilidad económica... creo que todos los palos me han ido cayendo tan seguidos que ya no sé ni de dónde han venido. 

El caso es que estoy buscando cambiar de trabajo; al menos uno de ellos y claro, el proceso de búsqueda te obliga a pasar por varias entrevistas. Esta semana, para más inri, estoy con un gripazo de la leche. Hacía años que no tenía fiebre y todavía no he conseguido que se baje del todo. De ser una persona normal, me habría quedado en cama guardando reposo unos días, pero no puedo; cuando trabajas por horas y tu sueldo depende de cuánto trabajes, el descanso no es una posibilidad. Y los pocos ratos que tengo libres, los uso para ir haciendo entrevistas. Aun con todo lo que tengo encima, esta mañana he hecho un esfuerzo por ir a la cita que tenía fijada para hoy... y vaya cita.

Presenté mi solicitud como profesora de español para una academia de idiomas de Shinjuku. La empresa parecía seria. Me pidieron que llevase mi CV, mi tarjeta de residente y una clase de muestra para principiantes de unos 15 minutos. Hasta ahí, todo correcto.

Ayer, pese a que había trabajado 7 horas y estaba que me quería morir, puse mis esfuerzos en redactar una lección con muchos ejemplos. Como tema elegí "las diferencias entre ser y estar en español"; un tema bastante básico, pero a la vez lo suficientemente complejo para que pudieran ver cómo explico. Lo dicho, preparé la ficha, puse ejemplos, añadí un ejercicio al final para ver si se había entendido el ejemplo y lo metí en mi ipad. Por supuesto, cada apartado estaba traduciendo al japonés, intentando que la clase fuera fácil de entender. No tenía ni idea de si en la escuela usaban algún tipo de pantalla, proyector o pizarra, así que pensé que, aunque fueran varios entrevistadores, podría ponerme cerca y enseñar el contenido de forma correcta.

martes, 23 de julio de 2019

Reseña manhwa: Bj Alex

¡Hola~!
Me está empezando a entrar la nostalgia de escribir reseñas y ya que mi pc no parece colaborar para hacerlas en vídeo, es bastante probable que vuelva por estos lares más a menudo. Lo cierto es que he estado bastante desconectada del mundo anime/manga desde que he llegado a Japón, pero hace unos días he sentido la llamada del yaoi y he acabado volviendo a picar *risas del público imaginario*.

La cosa es que ayer me propuse ponerme al día con este manhwa que había dejado pausado hace meses y, adivinad qué: ¡está terminado! Mi cara fue un poema cuando vi que me había finalizado la serie; y realmente me ha gustado, pero fue más bien un "¿eh? ¿ya?" - Y todos sabemos que ese tipo de comentarios no son buenos-.


Don Gyun es un chavalín de universidad que es muy fan de Bj Alex, un streamer que se dedica a hacer directos masturbándose o hablando de su vida sexual. Todo parece ir con normalidad en su vida, sin muchos altercados, hasta que cierto día descubre que Alex es uno de sus compañeros de instituto. En seguida se empieza a establecer entre ellos una relación física, ya que Jiwon (Alex) está teniendo problemas para excitarse en sus directos y Don Gyun resulta ser la "inspiración" perfecta.
Plantilla hecha por Neko-li